¿Qué pasa cuando estamos en una relación con alguien que es deshonesto?
Cuando nos relacionamos con alguien, creamos un hilo de energía invisible donde estamos conectados a un nivel muy sutil. Así que cuando estamos en una relación con alguien que no es honesto, una parte de nosotros sabe que algo no está bien. Podríamos intentar hablar con esta persona, pero lo negará, y dirá que no pasa nada o que ha sido un malentendido. O incluso que lo estás malinterpretando. Y tendrá una muy buena historia para justificar todo eso y hacernos sentir que estamos equivocados. Esto sucede a veces. Y lo que ocurre es que comenzamos a desconfiar de nuestra propia intuición y a cuestionarnos si lo estamos malinterpretando todo. Y eso genera muchas dudas. Muchas dudas acerca de quiénes somos, cuáles son nuestros valores y cómo percibimos el mundo.
Esto puede ser bastante dañino para nuestra autoestima. Sobre todo, cuando la otra persona te dice que está loco o paranoico, o eres muy celoso. Nos lo acabamos tomando como algo personas y empezamos a culparnos y a repetirnos “soy yo, soy una persona celosa, desconfiada y el problema es mío. Soy yo quién está creando esta situación”.
Sin embargo, no es así y la verdad tarde o temprano sale a la luz.
Al estar en ese tipo de relaciones con personas deshonestas, siempre estamos alerta. Siempre buscando señales que confirmen que tenemos razón y puede derivar en una obsesión. Aunque con suerte la relación terminará. Sin embargo, puede que en la siguiente que tengamos empecemos a ser desconfiados de verdad con una persona inocente, que no ha hecho nada. Pero debido a experiencias pasadas estamos alerta por si esta nueva persona nos miente o dudando de si es honesta o no. Puede que se sienta amenazada o controlada. Es un ciclo muy peligroso.
Yo tuve esta experiencia y sentí que me estaba convirtiendo en una persona obsesionada o excesivamente paranoica. En lo que en la otra relación te acusaban de ser. Sin embargo, ahora por fin tengo una relación con una persona honesta y me siente segura a nivel emocional, siento una conexión sana y sin celos.
No hay desconfianza entre nosotros y si, en algún momento, siento que algo no va bien, sé que puedo hablarlo y buscar una solución entre los dos.
Así que si estás es una relación donde sientes que hay desconfianza, asegúrate que hay motivos para desconfiar de esa persona y que no es que tú estés creando esa situación, fruto de experiencias pasadas.
Pregúntate, ¿soy yo que estoy paranoico o celoso o es fruto de mi inseguridad? O ¿la otra persona no es sincera y me está haciendo creer que es cosa mía? Es muy importante que hagas este trabajo interno.
Gracias, espero haberte ayudado.

María Jesús Marín
Coach de Empoderamiento
www.autenticidad.es